Se viene el mes de los niños

De camping con niños: pequeños consejos

13/11/2018

De camping con niños: pequeños consejos

¿De camping?, ¿¡con niños!? 1, 2, 3, toma aire y respira... Enciende tu modo zen y ¡prepárate porque es el plan ideal para pasarlo bien!

Ir de camping con niños puede parecer realmente estresante y agotador, pero si lo preparan con un mínimo de una semana de antelación, se organizan bien y lo toman con calma, no tiene por qué serlo. Piénsenlo: contacto con la naturaleza, dormir en carpa, comer al aire libre y cambiar cuatro paredes por el aire puro es lo mejor que pueden proponer.

Salir de camping en familia es una de las mejores actividades que pueden compartir con los niños. No solo porque la naturaleza es una fuente de inspiración constante para ellos y los hace sentir libres, sino porque es el ambiente ideal para disfrutar de actividades que son complicadas de hacer en la ciudad. 

Para que la experiencia de acampar con niños sea muy buena para todos, les compartimos algunos consejos que esperamos les sirvan. Tomen nota:

1. NO IMPORTA SI ES LEJOS O CERCA

No es necesario irse muy lejos de casa para tener la experiencia de acampar con niños. Pueden irse de camping por 10 días, varios meses o solo un fin de semana. Por ejemplo, si viven en Santiago, pueden visitar alguno de los campings que están es Isla de Maipo como el Camping Laguna de Maipo o el Camping Millantú, ambos ideales porque tienen piscina y varias actividades que pueden hacer juntos. 

Tampoco es necesario ser un experto en campamentos. Cualquiera puede acampar y cualquiera puede disfrutarlo. Claro que algunos tendrán más facilidades que otros para adaptarse, pero con un poco de humor y paciencia todos lo logran.

Así que el primer paso es que se animen, aunque tengan niños pequeños, porque hoy en día hay campings muy preparados y existen muchos elementos de camping modernos que les brindarán todas las comodidades para hacer de esta experiencia algo agradable e innovador.

2. ELEGIR EL LUGAR APROPIADO

Relacionado un poco con lo anterior, el segundo paso es elegir un lugar apropiado para acampar en familia. No quiere decir que no puedan acampar en familia en el medio de la nada, al costado de una ruta o en una playa desierta. Pero si es la primera vez, si no tienen mucha experiencia, si todavía genera algunas dudas el acampar con niños, o si simplemente quieren estar más cómodos, mejor es ir a un lugar que cuente con todos los servicios básicos como agua potable, agua caliente y electricidad, donde hayan bastantes árboles que den sombra, que tenga un lugar para refugiarse en caso de lluvia si es que la carpa “no aguanta”, que tenga mesas y bancos en cada sitio y lo ideal es que también tenga un sector con juegos infantiles o alguna atracción como canchas o mesas de ping - pong.

En Rutero Camping  es muy fácil descubrir el camping que tenga estos servicios, es cosa de navegar en la plataforma y ya verán cómo en algunos minutos encontrarán lo que andan buscando.

3. CONSEGUIR EL EQUIPO DE CAMPAMENTO ADECUADO

Este consejo es un poco subjetivo, porque lo que es adecuado para algunas familias puede no serlo para otras. Pero en la actualidad, hay tantos productos nuevos para camping que brindan un montón de comodidades, que si pueden y quieren es bueno conseguirlos, sobre todo si van a acampar varios días y si van en vehículo.

Lo más importante del equipo es la carpa y el saco de dormir. El tipo de carpa depende del tiempo que se queden, de la forma en que viajarán, de la constitución de cada familia y de la edad de los integrantes. El saco de dormir siempre, pero siempre, es lo más importante. Un buen saco de dormir por cada integrante de la familia y dormirán excelente.

Otra cosa importante que deberían llevar es un aislante, aunque cada vez más, casi todos llevan colchones inflables para estar más cómodos.

4. COMPARTIR TAREAS 

Acampar en familia no tiene por qué significar más trabajo para algún miembro de la familia. Al contrario, puede usarse como una muy buena excusa para que todos los miembros, tanto adultos como niños, participen de todas las actividades, desde las más lindas, como ir a buscar ramas para encender el fuego, hasta las que pueden ser más pesadas, como lavar los platos. Y así desarrollar el sentido de la cooperación.

Creemos que una de las cosas más valiosas de acampar en familia es estar juntos y compartir la mayor cantidad de actividades, de todas las actividades.

Otro detalle a tener en cuenta es que los adultos somos ejemplo para los niños. Aunque no nos demos cuenta, ellos siempre están mirándonos y escuchándonos. Por eso es bueno que nosotros también cooperemos con los demás adultos: prestemos nuestras cosas, pidamos prestado, conversemos con el vecino y seamos amables.

5. HACER PARTÍCIPES A LOS NIÑOS DEL ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

Deben tratar de hacer partícipes a los niños de la mayor cantidad de actividades posibles (de acuerdo con su edad, claro), sobre todo de aquellas que no pueden hacer si viven en la ciudad.

En el antes: pueden contarles donde van, mostrarles un mapa, preguntarle qué les gustaría hacer y planificar alguna actividad a partir de eso. También pueden preparar el equipaje juntos, no solo la parte de su ropa o pertenencias, sino también la parte de camping.
En el durante: armar la carpa juntos, explicarles cómo se hace; juntar ramas para el fuego; conversar con los vecinos de camping; lavar los platos, cocinar juntos y pedirles que improvisen alguna receta o darles distintos roles y que esos roles cambien si son varios hermanos.
En el después: ayudar a ordenar entre todos, preparar el diario del viaje juntos, conversar en las cenas sobre cuáles fueron las experiencias que más y menos les gustaron y por qué.

6. JUGAR MUCHO, INVENTAR

Sabemos que como padres/madres/adultos tienen derecho a quedarse tirados en la reposera leyendo un libro, tomando té o cerveza, conversando o, simplemente, mirando el cielo. Pero también sabemos que si eligen acampar en familia es, entre otras cosas, para poder compartir muchas horas jugando con los más pequeños, porque la mayoría no puede hacerlo todo el tiempo que le gustaría durante las semanas laborales. Así que aprovechen los días de vacaciones/camping para desconectarse de otras cosas y conectarse con los más pequeños. Disfruten de su compañía y de volver a ser niños. ¡Jueguen mucho!

Además, tengan en cuenta que, posiblemente, tendrán esos minutos de relajo, porque seguro que los niños se harán amigos en el camping y se irán a jugar con ellos. Además, después de correr y jugar todo el día, es posible que se vayan a dormir temprano.

Cuando estén con ustedes, aprovechen para ofrecerles varias alternativas de juegos y compartir tiempo de calidad con ellos. Es lo mejor que pueden darles.

Pueden organizar una búsqueda del tesoro, descifrar mensajes ocultos, explorar el bosque, el lago o el río buscando piedras de distintas formas, trepar árboles, hacer juegos fotográficos, mirar las estrellas, hacer juegos nocturnos, hacer fogones e inventar cuentos, disfrutar de contemplar la naturaleza, y todas las actividades lúdicas que se les ocurran.

Los niños tendrán unas vacaciones inolvidables...¡y ustedes también!

Por último, y si todavía no se convencen, queremos destacar algunos beneficios que acampar le entrega a los niños:

  • Están en pleno contacto con la naturaleza las 24 horas, aprenden de ella y la respetan.
  • Supone un concepto de vida sencillo.
  • En los campings los niños siempre hacen amigos y trabajan en equipo.
  • El camping es una buena instancia para conocer lugares naturales que hay cerca de casa, a los que nunca han ido. 
  • Cocinar y comer al aire libre es uno de los pequeños placeres de la vida.
  • Los conecta con un estilo de crianza cercana y consciente.
  • Tienen una sensación de libertad inmensa.

Ya saben, no hay excusas para quedarse todo el tiempo en la ciudad. Planifiquen en familia y ¡salgan a disfrutar!

Por Camila Ahumada Carminati.

Encuentra este y mas artículos en. https://www.ruterocamping.com

Fuente original https://www.ruterocamping.com